sábado, 20 de febrero de 2010

A los abuelitos


Hace un par de meses más o menos, unos amigos, saliendo por ahí un sábado, me presentaron a un conocido suyo. Un chavalín joven que, en el transcurso de la reunión informal y mientras charlábamos de cositas varias, nos expuso su total desprecio hacia la gente mayor, "los viejos" como él decía, cuando, en el transcurso de la conversación salió el tema de las personas mayores.

Criticaba, entre otras cosas, que "los viejos" no se duchan ¡y menos todos los días! Según él, son unos guarros y unos intolerantes. Le producían un rotundo desagrado en general y, todo ello, lo manifestaba con un absoluto radicalismo, una enorme seguridad e incluso con mofa.

No pude evitar sentir bastante antipatía hacia esa persona :( me entristeció sobremanera ver esa enorme falta de empatía hacia lo que, con suerte, llegaremos a ser algún día. Esa absoluta falta de comprensión hacia personas que, al menos a mi, me inspiran, entre otras cosas, bastante admiración porque creo que no debe ser nada fácil ver lo que uno ha sido y a lo que uno está abocado; cómo uno ha sido de joven y cómo uno es cuando llega a anciano. Creo que hace falta mucha fortaleza mental para saber asumir muchas cosas que vienen con el paso del tiempo, para saber no hacer comparaciones entre el pasado y el presente y asumir la vida tal y como es.
Por eso siento un enorme respeto hacia las personas mayores.
Me parecía asombroso que no comprendiera que para un anciano simplemente meterse en la bañera puede resultar una actividad costosa y muy difícil; que para un anciano frotarse la espalda puede ser poco menos que imposible y que, sin ayuda, quizás no pueda ni lavarse más arriba del codo. Que si para ellos levantarse de un sofá es todo un reto, ¡qué puede ser lavarse el cuerpo de arriba a abajo!

Ojalá lleguemos todos a viejos y podamos al menos levantarnos del sofá con relativa facilidad. Ojalá podamos hacer bastantes cosas cuando seamos viejecitos. Pero, sobre todo, ojalá que siempre haya alguien al lado capaz de comprendernos; ojalá tengamos alguien que nos ayude a meternos en la ducha y que nos frote la espalda con cariño y comprensión si no llegamos a lavarnos más allá de nuestro codo. Ojalá alguien nos ayude a secarnos después, nos acompañe al sofá y nos traiga una tacita de té para descansar de la ajetreada tarea de lavarnos enteros siendo tan mayores.

Quizás es que he tenido la suerte de tener unos abuelos a los que he considerado los mejores del mundo. Puedo decir que mi abuelo ha sido una de las personas a las que más he querido en toda mi vida. Doy gracias porque mi abuela, a la que quiero con locura, sigue con nosotros y está bien y feliz. Y pido que así siga mucho tiempo más.
Quizás sea por todo esto pero sólo sé que a mi, las personas mayores, me inspiran un profundísimo respeto y muchísimo cariño y admiración.

Por eso, este dibujito va dedicado a ellos, a las personas mayores, a los viejitos entrañables que vemos en el parque dando de comer a las palomas, a las viejitas adorables que hacen bufandas y jerseys. A todos los abuelos y, en especial, a los míos: a mi abuela que está y a mi abuelos que no están... pero que siempre estarán.

miércoles, 10 de febrero de 2010

¡¡INAUGURADA MI TIENDA-BLOG!!

Pues sí, a petición de muchos de vosotros he abierto por fin una tienda-blog para los que queráis haceros con laminitas y otros productos monos y ricuris :)
Mucha gente de aquí de España no se enteraba muy bien con la tienda Etsy al estar en inglés y el precio en dólares así que, espero que este nuevo blog os resulte fácil, cómodo y divertido para hacer vuestras compritas y, sobre todo, que disfrutéis con él.

Además, abrimos con toda la nueva Colección Dos Rombitos lista para vosotros: láminas (ediciones limitadas), marcapáginas, libretitas y... ¡habrá mucho más!

¡Pasen, vean y sírvanse!
Tiendecita Pink Inuit


miércoles, 3 de febrero de 2010

Álbum ilustrado

Algunas partecitas de las ilustraciones en las que estoy trabajando en estos momentos. Será un álbum ilustrado muy especial que, si todo va bien, estará publicado dentro de muy poquito. Ya daré más noticias. De momento, nos asomamos un poquitín para abrir boca...